You are currently browsing the category archive for the ‘Reflexiones’ category.

imageTe deseo primero que ames, y que amando, también seas amado. Y que, de no ser así, seas breve en olvidar y que después de olvidar, no guardes rencores. Deseo, pues, que no sea así, pero que si es, sepas ser sin desesperar. Lee el resto de esta entrada »

 

No estoy preocupado por la muerte. Tengo la seguridad de que cuando un doctor con su impoluta bata blanca y bolígrafo caro certifique mi fallecimiento, ese momento estaré más viva que nunca. Me preocupa cómo vivir, cómo hacer para que mi existencia sea agradable, edificante para mi familia y útil a los hombres. Lee el resto de esta entrada »

el anilloVengo, maestro, porque me siento tan poca cosa que no tengo fuerzas para hacer nada. Me dicen que no sirvo, que no hago nada bien, que soy torpe y bastante tonto. ¿Cómo puedo mejorar? ¿Qué puedo hacer para que me valoren más?

Lee el resto de esta entrada »

escuchar....Aunque nuestra cabeza incluye dos oídos y una sola boca, proporción física que nos sugiere que debemos escuchar más que hablar, cuesta actuar de esa manera. Lope de Vega, el célebre escritor español, decía: “Si rey fuera, instituyera cátedras para enseñar a callar”. Es que cuando hablas no puedes escuchar y este mundo se está quedando cada vez más sordo. Oscar Wilde, el novelista Irlandés autor de grandes éxitos como El retrato de Dorian Gray, aseguraba que la mayoría de la gente no escucha cuando se le habla. Para demostrarlo contaba una anécdota que le sucedió en una importante fiesta a la que había llegado tarde. Para justificarse, Wilde le dijo a su anfitriona: “Disculpe, es que he tenido que enterrar a una de mis tías que acabo de matar”. Su interlocutora respondió: “No se preocupe usted, lo importante es que ya está aquí”.
Lee el resto de esta entrada »

padre-e-hijo-cara-a-caraEn una ocación un niño le hace una simple pregunta a su padre:

Papá cuando te pagan por cada hora de tu trabajo?

El Padre le responde 100 dólares la hora mi hijo.

El niño se pone a pensar y le dice:

padre me pudieras dar 50 dólares?

El padre muy serio lo regaña y le dice que NO le puede dar esa cantidad de dinero.

El niño se va a su cuarto llorando y se acuesta a dormir, más tarde el padre se acerca a la cama de su hijo y le da los 50 dólares. Lee el resto de esta entrada »

Mayelín Baryolo

Archivos

Me han visitado

  • 10.097 amigos

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a 3 seguidores más